sábado, 10 de agosto de 2013

COSAS DE VIVIR LEJOS

Ahora mismo estoy a la espera de saber qué ha pasado con el cliente que me pidió esta portada, lo más probable es que se haya aprovechado de mi buena fe y de mi puñetera poca experiencia para quedarse la imagen sin pagarme lo que acordamos. 
Y es que, como buen novato y siendo que me había pagado un adelanto al comenzar a trabajar, me fié y le envié la imagen terminada a buena resolución. 
Qué casualidad, desde ese momento mi amigo Steven desapareció de internet, la historia es algo más larga, pero lo bueno si breve, dos veces bueno. 


El asunto es que además, la portada está registrada en internet para que no se pueda usar sin mi consentimiento, dato que a este señor, parece que se la trae al pairo, en fin. 

Cuidadito con los caraduras, que te fastidian rápido el verano. 

Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada